Posteado por: analisisgrafico | noviembre 28, 2005

falta de diseño, exceso de diseño, volver a diseña…

falta de diseño, exceso de diseño, volver a diseñar


Peter Bil’ak

Por petición de mi maestro de editorial, les presento parte de un ensayo que, elaboré en menos de media hora -y aún así llegué tarde a la clase- que pretendía ser parte de los artículos de una revista y conseguir todo el porcentaje del ejercicio.
“…El texto expone los problemas al momento de solucionar problemas de comunicación gráfica y plantea principalmente dos extremos: mucho diseño/poco diseño. A mi parecer esto deriva de la falta de educación vocacional y universitaria respecto la profesión de diseñador gráfico. Como estudiantes de la Licenciatura en Diseño Gráfico, llegamos –en buen número- esperanzados por que al parecer sí existía una carrera que nos permitiera expresar nuestras emociones y nuestra habilidad por las técnicas de representación gráfica, por que veíamos que los caballeros del zodiaco nos quedaban bien chulos y los podíamos vender a $5.00 pesos o ya de plano cambiarlo por la tarea de matemáticas o civismo. Talvez pensamos, “si alguien me pagará por hacer las cosas que sé hacer y a mi modo pues qué bien” es por eso que al inicio de la carrera nos embobamos con los rollos de la creatividad, la innovación, lo estético; y poco se nos dice de la función, al menos así me ocurrió.

…Al carecer la carrera de un sistema de interacción realista entre cliente-diseñador, nos convertimos en nuestros propios clientes con nuestros propios problemas de comunicación y nuestros propios medios, cayendo así en la peligrosa casilla del arte. Creo que la separación entre arte y diseño está muy marcada. Es simple. El diseño se realiza para otra persona, que no precisamente es un cliente, sino un público. Nosotros somos simple traductores y organizadores; se nos encarga la difícil misión de abstraer ideas y materializarlas en gráficos que las comuniquen, quizá las personas que piensan que el diseño es arte se desengañen con planes de educación en los cuales desde un principio el maestro como “cliente” tenga la autoridad, frialdad y el desenfado –que algunos clientes tienen- para decirnos, “bueno, si, se ve bien, pero… quítale eso y aquello… ponle esto… tienes razón en lo que dices pero… así lo quiero” quizá de esa forma, al mostrarle al joven estudiante que su diseño no es sagrado dejaría de verlo como una forma de expresión artística y al sentir sus horas y horas de trabajo perdidas empezaría a buscar soluciones menos onerosas y más directas. De está forma entenderíamos que no se trata de llenar una hoja en blanco sino de personalizarla con información.

Un muy buen amigo que da clases en mi universidad me comentaba muy acertadamente que él ya no podía corregir a sus alumnos severamente por que luego iban corriendo a llorar con la coordinadora, la coordinadora le llamaba la atención por ser “muy duro”. No cabe duda que la universidad es como una burbuja de jabón en la que vamos flotando, -cómo diría él- poco se nos habla del mundo real. Qué falta de visión, es por esa falta de crítica severa hacia nuestro trabajo que se nos confunde acerca de los fines del diseño y pensamos que todo lo que hacemos está bien, y si se atreven a decirnos que está mal, no nos enseñan a reconocerlo –claro que requiere de humildad- y nos comportamos como la diva que todos llevamos dentro. Muchos dicen que son artistas por el hecho de ser diseñadores gráficos, pero, esa afirmación simplemente refuerza lo que postulo acerca de nuestras capacidades artísticas –aunque sólo fuere el dibujo o qué se yo- es por eso que dicen diseño es arte y yo… pus al fin soy artista.

Hablemos del cartel en el que se nos pide decir “deja de fumar” y como llegamos pensando que hay que innovar, que tenemos que ser creativos y no sé que tantas cosas se nos ocurre empezar a experimentar, que como método puede no ser malo, pero como fin es peligroso. Así pues tomamos la imagen de internet que más nos gusto, utilizamos la última tipografía de moda que downloadeamos de dafont.com, le aplicamos su fotochopazo, pasamos horas seleccionando uno de los ya aburridos filtros de photoshop para dar un toque “artístico” al trabajo, metemos mucho color para que luzca “atractivo y sea impactante…” por cierto, que daño se nos hace al enseñarnos esas formulas de diseño, que vertical es dinamismo que rojo es pasión, que grande significa atractivo, como si el diseño gráfico se vendiera por docenas.

De esa forma también se nos enseña el uso del software. Esta es la parte que tanto habíamos esperado y al adentrarnos a ella, nos engolosinamos con dada herramienta, cada filtro, cada forma de hacer las cosas que terminamos realizando un trabajo frío y técnico. Es por estos rumbos cuando la competencia entre compañeros es cada vez más cerrada y se trata de empezar a crear un “estilo” propio para diferenciarnos de los demás. Otro grave error. Como si el problema de comunicación gráfica de fonda de comida se resolviera gráficamente en el mismo “estilo” que el concierto del cantante de moda o el aniversario de x fundación de personas de la tercera edad.

Hace ya más de un mes caminaba por las calles de mi querida Oaxaca y observaba una lona de aproximadamente 1.5 x 2 metros, era el consultorio de un pediatra. En la lona se especificaban el nombre, dirección y teléfono acompañados de tres conejos pixeleados al más no poder, comiendo cada uno una zanahoria, claro, se trataba del mismo pero repetido, la tipografía de los textos, una cursi cursiva negra y dependiendo, la info tenía un outline en amarillo, rojo y azul, todo esto sobre un fondo blanco. Después de mirar un rato esa lona me quedé pensando “¿para qué estudiar una licenciatura en diseño gráfico si la persona que realizo esa lona obviamente no es L.D.G. y aún así, creo que hizo un trabajo bueno en el sentido de transmitir el mensaje” y en verdad la lona gráficamente era desagradable –de acuerdo a los santos conceptos de diseño- pero en general lograba crear un sistema agradable para un niño que requiere ir al pediatra. Dos cosas son seguras, ese día me encontraba un poco desconfiado de mi carrera y por otro lado a pesar que técnicamente la lona era fatal, lograba comunicar el mensaje y aún me atrevo a decir, ser atractiva para los niños. Después de eso, me fui reflexionando acerca de cómo en ocasiones estamos tan clavados en la técnica que perdemos sensibilización para transmitir los mensajes, dejamos de hacerlos cálidos, agradables. Por supuesto, todo es perfectible.

Hay ocasiones en que guardar silencio puede significar muchas cosas, una maestra nos comentaba que aún el silencio tiene significado. Esa proposición me hizo reflexionar y de este modo mi mente empezó a encontrar ejemplos en los cuales el silencio puede decir mucho más que las palabras, hay ocasiones en que las cosas se deben decir despacio, al oído, no siempre se trata de gritar, incluso callar es recomendable. De igual forma gráficamente no siempre se tiene que saturar de códigos un diseño, sino mas bien tratar de hallar uno que logre conjuntar la idea. Es por eso que estoy de acuerdo con el texto cuando afirma que “la decisión de no hacer nada también puede formar parte del diseñador”.

Ornamentar o simplificar en exceso los proyectos de diseño no son ni el problema ni la solución, todo depende de la intención, mientras no se nos enseñe como alumnos a conceptualizar pragmáticamente seguirán habiendo malas soluciones de diseño.
Para finalizar todo lo comentado puede ser muy debatido, por un lado, como diseñadores podemos ver el trabajo ornamentado o simplificado de otro y criticarlo si por el uso de la técnica, pero, en sí la crítica que realizamos siempre será poco profunda, a un nivel sintáctico, para poder criticar de forma correcta deberíamos conocer el proyecto de diseño en cada paso y así saber fundamentadamente porque el diseñador se decidió determinada solución gráfica. De esta forma podríamos saber si es correcto el uso que da de ella, de acuerdo a su intención…”

Caray, y eso que no tomo 😕
El caso es que todo lo que expongo es aún muy cuestionable. Por cierto, disculpe los horrores de ortografía no dio time de una segunda revisión.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: